Una princesa que habla como tú

Por María Ivette Vega Calles
Para la actriz, este proyecto también ha resultado de gran aprendizaje, pues es la primera vez que actúa como actriz de voz. (Disney Channel / Craig Sjodin) 

La actriz de ascendencia boricua y dominicana Aimee Carrero pone voz a la princesa “Elena of Avalor”.

Por años se rumoró que Disney estaba creando su primera princesa latina. Esa especulación se hizo realidad cuando en julio de 2016

se estrenó el primer capítulo de “Elena of Avalor”, una bella princesa de larga cabellera negra y piel morena de origen hispano, que rompe con los esquemas de otras princesas del mundo Disney.

A Elena Castillo Flores no se le adjudica la procedencia en ningún país latinoamericano en específico, toda vez que su reino es Avalor.  Cuando inicia la serie tiene 16 años, pero el mago del reino, Shuriki, hace un hechizo que acaba con parte de su familia -entre ellos sus padres- y por 41 años ella queda atrapada en un amuleto.

Y aunque “Elena” sigue la tradición de Disney de provenir de un reino muy, muy lejano, la princesa tiene un vínculo muy cercano con Puerto Rico, pues su voz se la da Aimee Carrero, actriz de padre puertorriqueño y madre dominicana.

Aimee, de 28 años, nació en Santo Domingo, y durante su infancia se mudó con sus padres, Mary y Rodney Carrero, a Miami.

“Mi papá es de Puerto Rico y mi mamá es dominicana; nací en República Dominicana y luego nos mudamos a Miami cuando tenía seis años. Así que tengo el lado puertorriqueño, el lado dominicano y el lado cubano, porque crecí en Miami. Es bien emocionante volver a casa y ver lo orgulloso que está todo el mundo, especialmente con ‘Elena’. Mi tío es ingeniero y trabajaba en Disney, así que recuerdo que de pequeña iba mucho a allí, porque él nos conseguía entradas. Pero ni en un millón de años pensé que podría ir a Disney y ver a mi cultura representada. Nunca imaginé que eso podía pasar en un futuro, así que es muy emocionante para mí y para mi familia”, destacó la actriz, en entrevista exclusiva con Primera Hora.

Durante esas visitas a Disney, Aimee veía a las princesas que ya comenzaban a representar otras culturas. Entre sus favoritas recuerda que estaban “Mulan”, una princesa oriental, y “Pohacontas”, la primera princesa norteamericana que representaba a los nativoamericanos.

De modo, que para ella significan mucho los valores que representa “Elena”.

“Me encanta el hecho de que sea latina y de que sea una princesa latina. Pero no solo eso, me gusta que es una líder, que es una heroína y no espera por un príncipe encantador. Realmente es la historia de una joven que se va convirtiendo en líder y aprendiendo sobre lo que es estar en una posición de poder. Ella aprende mucho del sacrificio y el trabajo duro. Me gusta el mensaje que da la historia”, afirmó.

Disney confirmó recientemente que hará la tercera temporada de la serie tras el éxito que ha tenido. “Elena of Avalor” ha obtenido los primeros números de audiencia de la programación infantil en varios países y en términos de la mercadería asociada al programa, se han vendido más de un millón de muñecas de Elena.

Para la actriz, este proyecto también ha resultado de gran aprendizaje, pues es la primera vez que actúa como actriz de voz. Entre sus primeros trabajos se encuentran las series The Mentalist y Hannah Montana.

Actualmente, además de “Elena of Avalor”, Aimee se destaca por su participación en Young & Hungry, de ABC, serie en la que hace el papel de “Sofía Rodríguez”. La actriz y el resto del elenco actualmente están rodando la sexta temporada de esa serie en Los Ángeles.

“”Sofía” es una versión más rebelde de mí, así como  también lo es ‘Elena’. Ambas son un poco más retantes y más valientes de lo que soy yo en la vida real. ‘Sofía’ está en los veintitantos, es una mujer joven muy ambiciosa que vive sola en una ciudad diferente. Ella creció en Florida, como yo, y al igual que muchas personas de mi generación intenta buscar en dónde encajar. Creo que muchos veinteañeros se pueden enfrentar a la independencia, pero a la misma vez se dan cuenta de que no es suficiente sobrevivir con ese trabajo, también quieren hacer cosas que aman. Es una etapa de muchos cuestionamientos y a la vez emocionante. Así que ‘Sofía’ disfruta estar soltera, ser pobre, si es que puedes disfrutar algo siéndolo. Así que está aprendiendo las lecciones de la vida y va en buena dirección”, afirmó.

Para Aimee es importante seguir encontrando retos en su carrera. El drama y la comedia son géneros que le han dado muchas oportunidades, por lo que seguirá haciendo proyectos dentro de esos parámetros. Sin embargo, afirma que quiere expandirse hacia otros campos.


(Disney Channel)

“A veces el drama es bien retante, otras veces la comedia es bien retante, especialmente en la programación de adultos jóvenes y de niños, que es bien difícil porque tienes que hacer algo entretenido, pero a la vez apropiado para los niños. Todo tiene su reto, ser actor de teatro lo tiene, pero mientras pueda hacer las dos cosas creo que seré muy feliz en mi carrera. Ya decidí lo próximo en mi carrera y es que quiero ir a Nueva York y hacer obras. Eso va a ser muy divertido y un enorme reto para mí, porque lo he esperado por mucho tiempo. Quizá hacer un musical o algo así. Estoy abierta a oportunidades y a decirle que sí a cosas que me da miedo hacer. Así es que continúas creciendo y esa es mi meta, seguir creciendo como actriz”, señaló.

Loca por volver

La joven actriz lleva pocos meses de casada. El pasado 20 de agosto se casó con el actor Tim Rock en una boda íntima en Aspen, Colorado. La pareja se comprometió en noviembre del 2015, un año después de comenzar a salir.

Aimee compartió cómo las familias de ambos se están adaptando a la nueva vida.

“Es diferente. No esperaba que nada cambiara, porque antes convivimos. Pero ahora como que la familia te respeta más, porque estamos casados. La pasada Navidad todo el mundo vino a nuestra casa; la Navidad anterior no hubiesen venido, nosotros teníamos que ir. Así que te dan un poco más de consideración y respeto”, respondió en español la actriz.

Desde pequeña, Aimee tiene muy presente la cultura puertorriqueña, porque  viajaba a Puerto Rico y República Dominicana para visitar a las familias de sus padres. A la Isla vino hace dos años y recuerda que su padre los llevó a San Juan, Mayagüez y Ponce, de donde su familia es natural. La actriz no ve la hora de regresar al País con su esposo.

“Pasábamos una Navidad sí y otra no con la familia de mi papá en Orlando. Siempre hacíamos parrandas, fiestas grandes, escuchábamos salsa. Siempre era lindo aprender las canciones de Navidad puertorriqueñas, los villancicos. Tengo muchas ganas de ir con mi esposo a Puerto Rico. Fuimos una vez, pero fue demasiado rápido. A él le encantó, así que tenemos que volver y será emocionante ver todo a través de sus ojos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *